Blog

Receta de calamares a la Andaluza: Un Manjar de la Cocina Española

calamares a la andaluza

Los calamares a la andaluza son más que un simple plato; son una experiencia culinaria que encapsula la esencia de la cocina del sur de España. Este manjar, conocido y amado tanto por locales como por visitantes, combina la frescura del mar con la tradición de una fritura perfecta. En este blog, exploraremos cómo hacer calamares a la andaluza, sumergiéndonos en los secretos que hacen de este plato una verdadera delicia.

La Esencia de los Calamares a la Andaluza

Antes de adentrarnos en la receta, es importante entender qué hace a los calamares a la andaluza tan especiales. Este plato se caracteriza por su sencillez y por la calidad de sus ingredientes. Los calamares, frescos y limpios, se rebozan en una mezcla de harina que puede incluir especias, para luego ser fritos en aceite bien caliente. El resultado es un exterior crujiente y dorado con un interior tierno y jugoso, una combinación de texturas que deleita al paladar.

Cómo Hacer Calamares a la Andaluza

Para preparar calamares a la andaluza que capturen la autenticidad y el sabor del sur de España, sigue estos pasos:

  • Ingredientes de los calamares a la andaluza:
    • 500 g de calamares limpios y cortados en anillos
    • Harina de trigo (la cantidad necesaria para rebozar)
    • Aceite de oliva virgen extra para freír
    • Sal al gusto
    • Limón para servir (opcional)
  • Preparación:
    • Comienza limpiando los calamares y cortándolos en anillos de un grosor aproximado de medio centímetro. Es crucial que los calamares estén bien limpios y secos para asegurar la textura crujiente al freír.
    • Sazona los anillos de calamar con un poco de sal.
    • Coloca la harina en un bol grande o en una bolsa de plástico. Añade los anillos de calamar y asegúrate de que queden bien cubiertos con la harina. Este paso es clave para conseguir ese rebozado perfecto y crujiente.
    • Calienta el aceite de oliva en una sartén profunda o freidora a una temperatura de 180°C. Es importante que el aceite esté bien caliente antes de añadir los calamares para evitar que se empapen de aceite.
    • Fríe los calamares en tandas para no bajar la temperatura del aceite. Deben quedar dorados y crujientes, lo cual tomará aproximadamente 2-3 minutos por tanda.
    • Una vez fritos, retíralos del aceite y escúrrelos en papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
    • Sirve los calamares inmediatamente después de freírlos para disfrutar de su máxima expresión crujiente. Puedes acompañarlos con rodajas de limón para añadir un toque de frescura.

Consejos para un Plato Perfecto

  • La Calidad del Aceite: Utiliza un buen aceite de oliva virgen extra para freír los calamares. La calidad del aceite influye notablemente en el sabor final del plato.
  • La Temperatura del Aceite: Mantén el aceite a una temperatura constante para asegurar que los calamares se frían uniformemente y queden crujientes por fuera y tiernos por dentro.
  • Servir al Momento: Los calamares a la andaluza deben servirse recién hechos para disfrutar de su textura crujiente. La espera puede hacer que pierdan su encanto.

Los calamares a la andaluza no son solo un plato; son un viaje a través de los sentidos que nos lleva directamente a las costas soleadas de Andalucía. Su sencillez, combinada con la maestría de una fritura perfecta, los convierte en un manjar irresistible. Ya sea como tapa, acompañamiento o plato principal, los calamares a la andaluza son una celebración de la cocina española que todos deben probar.

Scroll al inicio

Elige tu

RESTAURANTE